Instalación y sustitución de persianas en Asturias

La instalación o sustitución de persianas adolece del “Efecto Bricomanía”

Cuando trabajas con el espacio, las herramientas, experiencia e instrucciones adecuadas, todo parece facilísimo y rápido.

Y más aún cuando puedes dejar fuera las tomas falsas.

Pero, definitivamente, el bricolaje es algo bastante más complicado y no tan ideal.

En particular, trabajar con persianas, es más laborioso y complejo de lo que parece.

En este artículo te muestro, a grandes rasgos, algunas de las instalaciones o sustituciones de persianas más comunes.

Instalación de persianas verticales

Las persianas verticales son una gran solución si no se quiere instalar un cajón, o se quiere eliminar este para sustituir un sistema horizontal por uno vertical.

Claves para realizar una correcta instalación

  • Hay que elegir el lugar ideal para instalar las escuadras o soportes.
  • Colocar el riel si es del tamaño adecuado, o cortarlo en caso contrario según convenga.
  • Atornillarlo de forma en que los tornillos queden embutidos en su estructura y no sobresalgan.
  • Insertar las lamas a la altura correspondiente, una a una, y teniendo en cuenta el espacio inferior que debe quedar entre la lama y el suelo (normalmente de unos 15 milímetros).
  • Conectar las lamas entre sí (normalmente de 5 en 5 usando el cordón incluido)
  • Esperar unos días hasta que la gravedad haga su trabajo y se corrija cualquier imperfección o arruga.

Instalación de persianas horizontales de aluminio

La instalación o sustitución de las persianas horizontales (se distingue entre vertical u horizontal por la orientación de las lamas) tiene una metodología bastante más amplia, pues hay más tipos.

Te muestro uno de los casos más comunes, el de las horizontales de aluminio.

Materiales que necesitas

  • La persiana de aluminio, por supuesto (es de esperar que incluya sus tornillos).
  • Algo para pintar (lápiz, bolígrafo, tiza).
  • Un metro.
  • Un taladro.
  • Una broca de 3/16”.
  • Tacos de 3/16”.
  • Un nivel (o muy buen ojo).
  • Un destornillador.
  • Un martillo.

Procedimiento

  1. Decide si vas a instalarla dentro o fuera del marco de la ventana (fuera suele ser más sencillo).
  2. Escoge si anclar el soporte al techo o a la pared.
  3. Mide con el metro (o la misma persiana) la posición ideal donde se instalará y deja marcas con el lápiz para los soportes.
  4. Un buen consejo: deja al menos 5 milímetros de separación con la ventana (para evitar que se golpee con los pomos de la misma).
  5. Separa los soportes otros 15 milímetros de los extremos de la pared o marco.
  6. Taladra e inserta los tacos.
  7. Asegúrate de que quedan bien planos haciendo uso del martillo.
  8. Atornilla los soportes.
  9. Coloca el cabezal de la persiana.
  10. Instala el bastón o barra reguladora de luminosidad en su orificio.
  11. Deja caer las lamas.

Instalación de persianas eléctricas

Estas persianas son las más complejas, ya que su instalación o sustitución tiene 3 vertientes a las que hacer frente:

  • La instalación física de sus componentes.
  • La instalación eléctrica.
  • El motor.

Me extendería demasiado dándote detalles paso a paso, sin embargo sí que te indicaré los puntos clave a tener en cuenta en una instalación doméstica:

  • Es importante decidir con acierto dónde colocar los cabezales del motor (según donde vaya a estar el interruptor).
  • Nunca le des golpes al motor cuando lo instales en el interior del eje.
  • El giro del motor debe tenerse en cuenta según la caída de la persiana (hacia afuera o hacia adentro), y colocar el mismo en la orientación adecuada.
  • No instales el eje horizontal a ojo dentro de la caja; asegúrate de que está perfectamente balanceado haciendo uso de un nivel.
  • Acuérdate de fijar el eje a la pieza que hace las veces de tope o puntera, por ejemplo, con un par de tornillos. De tal forma que el eje no pueda deslizarse sobre dicha pieza y, por tanto, no ser capaz de subir la persiana.
  • Si no cuentas con una tráquea y la obra ya realizada para pasar los cables, te tocará hacer (o encargar) ese trabajito para crear un puente desde el cajón hasta la caja con el interruptor que ponga en marcha el motor.
  • El motor vendrá con su propia terminación en enchufe; tendrás que cortar ese extremo para poder conectar los cables a la caja eléctrica del pulsador. Si no estás seguro de cómo hacerlo, te aconsejo que contactes con un profesional en este punto.
  • No subestimes la instalación de las guías que alojarán la persiana (y sus respectivas gomas), son las que harán que luego la persiana se mueva lo justo y necesario.
  • Vas a necesitar la ayuda de una segunda persona para subir y enroscar la persiana. Es pesada y difícil de manejar (sobre todo si es de seguridad).
  • Ten en cuenta, antes de cerrar la tapa del cajón de la persiana, que es muy conveniente realizar un aislamiento para el frío y el ruido.

¿Necesitas ayuda?

Instalar y regular según qué tipo de persianas puede ser una de las tareas más arduas que realizar en el hogar, oficina o local comercial. Sobre todo si no cuentas con experiencia o ayuda.

Contacta con nosotros si necesitas asesoramiento o presupuesto.